miércoles, 20 de agosto de 2008

En los ensayos la pasamos bien


Sol, Eleonora y Ana Paula. Son creatividad en estado de ebullición. Estas tres mujeres son parte de mi equipo de trabajo y me hacen sentir orgulloso. Sol se encarga del maquillaje y su trabajo es superlativo. Eleonora se encarga del vestuario y también colabora con la estética, estudió en la UBA, es muy tranquila, y me encanta su suavidad. Ana es mi asistente artística, y se encarga de la escenografía junto a Mercedes que no está en la foto.


Ariel en plena acción, operando en el espectáculo "Tortita de Manteca". Ariel es muy astuto en cuestiones laborales, dedicado, profesional, entregado a la tarea con el alma. Me gusta su incondicionalidad, me gusta que entregue lo mejor de él, que crea en lo que yo hago, que me apoye sin cuestionamientos. Valoro su lucidez para decirme lo que me conviene o no, su mirada critica y certera. No me gusta cuando no tiene tacto para decir las cosas, cuando tarda mucho, cuando grita para hablar.

Divertidos en el ensayo. Checha, Ariel, Javier, Lilian y yo. Mate en mano, mirando la cámara de frente, felices, inmortalizando el momento, para que la posteridad nos detenga, nos suspenda, nos guarde.


Checha, Ariel y el mate que asoma, en la pausa que hacemos entre escena y escena. Falta poco. La cita es el 05 de septiembre en la ratonera cultural. Esta foto es la postal de los muy buenos momentos que vivimos en los ensayos. Tenemos tiempo para divertirnos, distendernos, jugar un poco, hacer chistes y vivir el proceso con placer, que es fundamental para que las cosas salgan bien.

Lilian, Javier y Checha en acción. En estamos ensayando las tres primeras escenas. Falta poco para el estreno. La obra está mucho mejor. Aún falta que se ablande un poco, pero los textos salen más fluidos. Los veo más cerca del objetivo, entregados, con ganas de que salga todo bien.

Checha, Javier y Lilian en el recreo que tomamos en mitad del ensayo de lame. Los tres fuman. Acá en el balcón mirandomé con cara de chicos simpáticos.

Ana es dulce, emprendedora. Propone ideas. Acarrea cosas al ensayo. Averigua sobre festivales y
siempre está predispuesta. Me gusta su tranquilidad. Su andar sereno por la vida. Esa forma tan profunda que tiene de querer. Me gusta que me preste películas, me gusta las cosas bizarras que consigue para las obras, me encanta cuando se ríe. Cuando le dice "PI" al novio, que le gusten los animales y que tenga unos padres tan buenos. Me gusta su apellido glamoroso y que se parezca a mi hermana. No me gusta cuando se pone quejosa, y cuando le agarra la timidez.
Con Sol Osimi. Ella es la maquilladora del grupo y además mi amiga, nos conocimos en Sierra de la Ventana, en un festival de teatro. Sol se convirtió en un testigo fiel de mis avances y retrocesos. Me acompañó en mis aciertos, pero también cuando me equivoqué, nunca me juzgó, siempre trató de entender desde el silencio y su presencia honró nuestra amistad. Me gusta que sea tan profesional en lo que hace y que trate de superarse formandosé, tratando de ser mejor cada día en su oficio. Me gusta poder mostrarme como soy delante de ella, sin tapujos ni caretas. Me gusta su ternura y sensibilidad. No me gusta cuando duda de ella misma y sus capacidades. No me gusta cuando siente que tiene miedo.

Lilian es muy dulce aunque tenga cara de mujer dura. Me gusta que se anime a más, que crea que puede, que lo intente con toda su fuerzas, que se equivoque, que dude pero que le de para adelante. Pienso que se va a soltar, que va a poder dar mucho más de lo que me imagino, la veo dando un batacazo teatral. Me gusta que se haya comprado un spray "Odol", que refresca la boca y lo ponga en la escena. Me gusta por que es generosa y me lleva a casa en su auto después de los ensayos. No me gusta que no mande el blog por que hay una vagina, por que la gente se pierde la posibilidad de ver el proceso de la pieza. No me gusta cuando corta los ensayos.


Te miramos desde arriba, que es donde queremos estar. Checha es tenaz, luchadora y además es una actriz muy ductil. Es una hembra que búsca y busca. Siembra semilla por semilla con una constancia que es impresionante. Se que algún día las cosas le van a dar y van a empezar a reconocer su trabajo. Es además una gran amiga que me presta su casa y me deja el canal porno gay puesto. Le como un poco el fiambre cuando voy y tengo hambre, me presta su celular, y me encanta verla dormida. Estamos todo el tiempo planeando como salir adelante, hacer más promoción para que conozcan nuestro trabajo y es una excelente navegodora por la Net.

Javier Rosón y yo en pausa. Su personaje de sometido le queda bien. Me gusta cuando se entrega y deja la cabeza de lado, cuando puede ganarle a la formalidad. Me gusta que sea cariñoso con todo el grupo, me gusta que se entregue sin medidas, ni pruritos, me gusta su humildad. Me gusta que entre los dos busquemos la forma de sacar la mesa de un cuarto tan chiquito y la llevemos al escenario. Me gusta estar con él, me hace reír. No me gusta cuando pone el acento en cosas que no son tan importantes. No me gusta cuando se pone en último lugar, cuando no se elige, cuando me hace sentir que siempre el otro es más importante que él.

No hay comentarios: