viernes, 8 de agosto de 2008

Hoy segundo ensayo en la sala

Tengo ganas de ver holocausto canibal y Salo y los 120 dias de sodoma, pero estoy más naif, menos gore, mas calmado y veo películas como El Amante, 2046, los secretos del amor, y Expiación, Deseo y Pecado que es una buena historia de amor dramática, un culebrón de telenovela, pero que su director pudo salvar, convirtiendolá en una historia sobre todo bella visualmente.

Hoy tenemos el segundo ensayo en sala, tengo ganas de modificar algunas cosas de la obra, pero los cambios que tengo ganas de efectuar son sustanciales. Tengo dudas y dudar no es bueno.

Son las 11 y 20 de la mañana, al mediodía tengo reunión con Alejandra para hablar de mi próximo proyecto, que ya se me empezó a meter adentro. Ayer escribí unos textos que le leí a Ariel y le gustaron, él suele ser crítico con lo que escribo, pero me dijo que realmente le parecieron crudos. Esta nuevo proyecto me hace pensar muchas cosas, siento que la obra ya está adentro mío, solo tengo que sacarla, para que Alejandra pueda darle forma desde su actriz interior.

Me compré unos pancitos artesanales en "COTO", yo te conozco para desayunar. Fui feliz con mi changuito pequeño por las góndolas del hiper-mercado más taquillero de Baires.

Ayer vino a casa Javier y ensayamos algunos pasajes de la obra, yo estaba cansado. Pero obviamente pasamos igual los textos. No tolero la palabra "chomba", me hace recordar mis noventa en la secundaria.

Recibí un mail de una de mis cuñadas. Hoy tengo reunión de producción con las chicas que se encargan de la escenografía, el vestuario y el maquillaje de la obra. Todo es un caos. Hay muchas miradas trabajando, pero debemos ordenar todas las posibilidades que tenemos.

Faltan pocos días para el estreno. Es el 05 de septiembre a las 22:30hs en la ratonera cultural. En el ensayo de hoy hablaré de la conciencia corporal, haré recortes en el texto y trataré de implementar una mirada limpia sobre el trabajo para que adquiera fuerza. Todavía no estoy conforme. Hay fichas que no caen, pero confío en el trabajo de los actores, en sus ganas de superarse y en que todo irá como yo quiero. De los chicos quiero que se involucren profundamente, que se entreguen, que se dejan dirijir, que crean aún más, que no se desvirtuen por cuestiones que no tienen que ver con lo que pasa en el escenario, que sean ellos entregando todo lo que tienen, que no se guarden nada, que se animen a ser %100 crudos.

Yo

No hay comentarios: