miércoles, 20 de agosto de 2008

Lluvia de miércoles

El 05 de septiembre es el estreno. A no olvidar. Sigo recibiendo mails preguntándomé acerca del título y esa cosa chabacana que a la gente le parece que decreta la palabra vulva. ¿Será el lame? esa idea de chupar parece que incomoda. Ayer estuvimos pasando las tres primeras escenas y trabajé con la puesta de la cuarta. Hice algunos recortes como suelo hacer, descarté textos, cambié movimientos y ejecuté medidas concretas para que la obra se pula un poco más. Los chicos responden con velocidad. Trabajamos con ahínco buscando la forma más adecuada, no sé si la más acertada, pero si la que yo creo que se parece más a lo que imaginé. La obra me hace bien, me entusiasma y me asusta, me seduce de una manera fiera. Tiene su costado divertido, atrevido, procaz si se quiere, pero ayer en el ensayo sentí algo poderoso, y al mismo tiempo tiempo oscuro, denso, penetrante, algo que me hizo pensar seriamente en esta elección estética , que si bien no es ajustada, es potente, tiene vitalidad y es movilizante. Por otro lado recibí un mail de una mujer que conozco contandomé con lujos de detalles como golpeó a su pareja y como esta le devolvió las gentilezas. Sigo pensando que ningún hecho es casual, que la causalidad se construye a medida que uno acciona y que la ley atracción existe indudablemente y es infalible. En el próximo post contaré por que escribí esta obra, seré cruel para contarlo, descarnado y personal, por que así soy yo.

Martín

1 comentario:

Max dijo...

Hola Martín:

¡Mucha suerte con la obra!

Saludos!!!

Max.