martes, 12 de agosto de 2008

Valentino a la obra

Ayer se incorporó a los ensayos, Valentino, el conejo enano de Lola Micucci. La verdad es que los animales de este tipo y enjaulados me generan mucha angustia. A la obra le resulta funcional el conejito. Sirve como metáfora de la crueldad, del encierro, suma al lenguaje y la propuesta de la obra. Visualmente es atractivo y sombrío. Así que si quieren ver un conejo enano "marrón", vean lame vulva, es una excusa más para visitar el teatro.


Los chicos necesitan una inyección de energía final, para que este último tramo le resulte efectivo, exitante. Se me ocurren muchas cosas, estoy creativo, rápido, atento y voy con la obra. Se como quiero que sea, como quiero que se vea y sienta, pero el proceso se ha vuelto algo confuso. Las cosas están mejor, van de a poco pareciendosé a lo que deseo, pero siempre dependo del tiempo y a veces eso me desespera.

Muchas personas me preguntan como será Lame Vulva, que es, que cuenta. La verdad es que la excusa inicial, el punto de partida fué un tema álgido, urticante y serio como es la violencia. El recorte que hicimos sobre el mismo estuvo relacionado con la violencia doméstica. De ahí en más la obra siempre nos dominó. Fué para el lado que ella se fué sintiendo cómoda. Hoy en día estamos descifrando entre todos por donde va la cosa, creo que la obra montada replicará en sí misma las respuestas.


Hoy 17:30hs ensayo.

No hay comentarios: