lunes, 1 de septiembre de 2008

Tiempo de descuento

Hoy lunes no ensayamos.

Al principio dije que ibamos a ensayar por que el viernes hacemos el estreno, y la verdad que con el tiempo apremiando y con los ajustes que hay que hacer no se podía perder el ensayo, después pensé que es importante reponer energías y asumí el riesgo de tomarnos el día. Contrario a lo que puede pensar la mayoría para mí es importante parar aunque falte tan poquito. Se que va a servir.
Mientras escribo empiezo a sentir los cosquilleos previos al estreno, pero esta vez trataré de que las cosas no sean como en mis otros espectáculos, donde después de cada estreno termino en la cama, enfermo o deprimido.
Además venimos todos muy desgastados por diversos motivos. Y me parece fundamental respirar, correrse por un segundo de lo que se está haciendo, y mirar con otros ojos, un poco más claros, más críticos, más agudos.
Las chicas de escenografía, maquillaje y vestuario están haciendo un buen trabajo, hay cosas qe me sorprendieron para bien, me fuí este fin de semana a La Pampa y cuando volví me encontré con cosas que superaron mis espectativas. Está bueno trabajar con un equipo que trabaja a conciencia. Esta no es una obra fácil, que pienso que irá tomando identidad con el correr de las funciones. Es una obra especial para mí por que llega en un momento de trancisiones importantes en mi existencia.
Estoy tranquilo. Confío. Tiene que ver con un poco de experiencia que he adquirido, es confiar en mi gente, en mí, en lo que creo, es apostar, arriesgar, ir a fondo, bancarmelá, ser consecuente con mi estética, mis elecciones y con lo que quiero para mí, como me quiero reflejar a través del trabajo.

No hay comentarios: