jueves, 26 de febrero de 2009

Breve crónica de un ensayo interesante


Ayer retomamos los ensayos.

Puchi llegó alegre y esplendida como es ella, llena de alegría y de vida. Me hace bien verla con tanta energía. Facilita las cosas, permite el correcto desarrollo de lo que nos proponemos.

Para mi satisfacción personal, el ensayo fué interesante y resolvimos rapidamente, cuestiones que en otros momentos nos llevaron meses y meses.

Puchi pone su cuerpo al servicio de la escena y eso me da la posibilidad de pedirle cosas, sin medirme, sin restringir mi capacidad creadora. Desde ahí nos entendemos y siento que tiene mucha capacidad, mucho recurso para explotar, lo cual me seduce ampliamente.

Lame vulva, intuyo que será este año una obra más explosiva, cargada de sensualidad y brillo. Checha y Javier van a explorar nuevos transitos, y se van a encontrar con nuevas formas de expresión, lo cual hará que sus trabajos se vean potenciados.

También del trabajo, se desprenderán cambios para reforzar en todo sentido la puesta, que es basicamente la obra que escribí y dirijí el año pasado, pero que está volviendo a nacer de un modo nuevo.

Estoy muy contento, entusiasmado, y volví a sentir todas esas cosas hermosas que siento cuando estoy frente a una creación.

No hay comentarios: