martes, 3 de marzo de 2009

Las ideas no devalúan



Las palabras y frases como crisis, devaluación, salvataje, rescate financiero, recesión, contracción de los negocios, freno en el consumo, empresas en rojo, despidos, desesperación, inseguridad, miedo a no tener, a perder, y miedo al miedo, entre tantas otras, se me han metido en este último tiempo por las narices.

Crisis capitalista a nivel mundial, ese es el decreto.

Ante todo este aparatoso desborde. Frente a este miedo infundado por los medios de comunicación que nos venden la debacle de la tierra, el fin de los días. ¿Cuál es el lugar del artista? ¿Sigue siendo el de resistir exponiendo sus ideas de manera creativa? ¿Alguna vez lo fué? ¿Cuante vale una idea? ¿Tiene el mismo valor que pasar un grato y simple momento junto a los que queremos? ¿Que hago yo en medio de tanta crisis económica? Lo único que se me ocurre, es seguir defendiendo mis pequeños intereses.

¿Cuáles son?

Escribir una historia y contarla.
Intentar ser mejor persona cada día que me levanto.
Intentarlo con todas mis fuerzas.
Perdonarme los errores.
No ser tan duro conmigo mismo.
Pararme en el balcón y disfrutar del cielo.
Caminar relajado abriendo caminos con la mirada.
Respirar hondo y pensar en todo lo bueno que es vivir, hacer cada día de mí, una versión mejorada.
Abrazar a la gente que me elije.
Confiar en que nuevos seres me van a elegir.
Hacer algo simple que me haga bien.
Descansar, comer sano. Hacer un poco de ejercicio.
Ensayar.
Mirar una película y reírme.
Hacer empanadas. Una torta de chocolate y frutillas. Compartir.
Soñar con que mañana me voy a sentir impresionantemente bien.
Desear sorprenderme aún
No odiar. No mentir. No envidiar. No darle valor a lo que no se lo merece.
Seguir apostando por aquello que me da vida.
Descubrir que cosas nuevas me alimentan.
No traicionarme.
Querer de verdad.
Gritar a veces, fuerte, pero bien fuerte, para que ninguna bronca me coma el hígado.

Mar Marcou

No hay comentarios: